Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


miércoles, 12 de octubre de 2011

Marea Negra...

Marea Negra
Rafael Llimós     
Eduardo Cochachín, joven pintor egresado de la Escuela de Bellas Artes, presenta esta vez en Bruno Gallery su quinta  exposición individual.
Esta muestra titulada MAREA NEGRA, tiene como propósito motivar una reflexión acerca de esos vacíos comunicativos que aparecen en los intercambios de propuestas sobre la contaminación y los problemas que esta genera. Como por ejemplo, una gigantesca marea de petróleo que daña las costas.
Eduardo representa los vacíos mencionados, negando el texto, en esos globos típicos de las viñetas que contienen las conversaciones de los personajes en las historietas. Elementos que ya forman parte de su lenguaje plástico.
Horizonte

Esta exposición es una búsqueda que indaga en las construcciones geométricas del Perú precolombino, así como en sus colores: rojo, rosado, ocre, azul y verde. Referentes de un pasado lejano que se manifiestan en un lenguaje contemporáneo, como parte de las propuestas actuales, con el propósito de hacernos recordar el antiguo nexo entre la humanidad y la naturaleza. Nexo que se fue debilitando a partir de la revolución industrial, para ser desgraciadamente reemplazado por el nexo entre la humanidad y lo artificial, llegando hasta poner en peligro al planeta.
MAREA NEGRA, es por lo tanto un llamado a recapacitar acerca de esa indiferencia que a veces se manifiesta hacia las comunidades humanas que se perjudican por la contaminación, o por la voracidad capitalista que no respeta la naturaleza. Lo más triste de esto, es que dicha indiferencia es la causante de silencios, donde todo intento de comunicación fracasa y a veces es remplazado desgraciadamente por horrores.
________________________________________________________________
Diálogos Ausentes
Jaime Higa 
Tal como apunta Rafael Llimós, la muestra Marea Negra de Eduardo Cochachín tiene interés en hacernos reflexionar sobre la contaminación ambiental y los problemas que genera. De hecho ésta es la principal lectura, pero no la única.
Hace unos meses recibimos una obra de Cochachín donde un color muy oscuro sirve de fondo a unos personajes que parecieran sufrir el exilio,amenazados por militares. Es así que podemos apreciar varias piezas de esta muestra que se relacionan con esta obra,donde el hombre es visto como un personaje que es parte de un cuadro estadístico,sin faz,sólo podemos vislumbrar la posición de sus cuerpos y sus vestimentas.
En la obra Diálogos Ausentes estos personajes están dentro de una silueta que pareciera una casa dentro de otra casa,ambas con chimeneas(¿alude a una incipiente industrialización del país?),estos hombrecitos se muestran en diferentes escenas: abrazados entre sí  y son presentados con ropa deportiva o con terno, pero todas las relaciones parecieran  reguladas por figuras militares quienes parecieran reprimir ese mundo civil en aras de la productividad, se muestran en estado de alerta y en algunas de estas escenas vemos incluso ejecuciones,personajes con halos de santidad y hasta provistos de mascotas.
Jaque Mate
Sin duda Jaque Mate es en ese sentido la pieza paradigmática de la muestra donde se fusionan diferentes intereses:el político,el social y el estético con mucho mayor fluidez,haciendo referencia a diversos códigos como las telas precolombinas,la artesanía,el comic y la propia pintura.
Con una superficie rica en texturas presenta en un primer plano un tablero de ajedrez que nos remite también a las telas incaicas y si observamos con más detenimiento volvemos a encontrarnos con los mismos personajes perfilados gracias al estencil, pero que al ser distribuídos de otra manera nos va contando una nueva historia,a manera de friso o retablo.Estos personajes incluso tienen globos de comics vacíos,como esa masa anónima y rural que desprovista de voz ha sido diezmada durante los años de violencia y últimamente en Bagua.
Pero no todo es densidad en esta exposición, en Tiempo de Meditación (la obra más grande de esta serie de cuadros) pequeños buceadores se pierden en un gran espacio verde donde también vemos hacia el lado izquierdo un  tiburón rojo, gigante y desproporcionado, que los amenaza...
Tiempo de Meditación
Se ha producido un error en este gadget.