Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


miércoles, 11 de enero de 2012

ASÍ ERAN LAS FIESTAS ENFERMEDAD

Artículo publicado en Sótano Beat Nº8 del Año 2008

Por Diego Beatfolk.

En 1968 los clubes juveniles organizaban por todo Lima numerosos bailes psicodélicos los fines de semana. De los más espectaculares deben haber sido los que tenían lugar en el Tennis Club de La Victoria, llevados a cabo por  “La Real Nueva Ola”  de Víctor  Cáceres Fuentes, si no fíjense nada más en estas fotos.
Estos bailes solían contar con la animación  de La Nueva Cosecha, The (St. Thomas) Pepper Smelter, Los Benford´s, Los Junior´s o Los Golden Stars, encargándose de cerrar Los York´s, ya que (según nos dijera Román Palacios en la entrevista que incluimos en este número) la fiesta psicodélica constituía una empresa del grupo.
En uno de estos guateques psicodélicos en el club victoriano coronaron a la reina de los clanes de Lima, la bella Graciela Flores, que pertenecía al Clan “Los Cheyennes”.
Un ambiente muy distinto al del Galaxy Club, por cierto, que  quedaba cerca al Ovalo Gutiérrez, en San Isidro, y donde se daba cita la que podríamos llamar vertiente gagá de la nueva ola para armar sus bailes psicodélicos.
Acerca del Galaxy Club escribieron lo siguiente: “Cuando se ingresa al Galaxy parece que uno estuviera en Londres, Liverpool o Nueva York... Hace poco algunos muchachos comentaron que en el Galaxy habían encontrado fumadores de marihuana. La policía descubrió que era completamente falso. Pudo ser que algún novicioso se metiera a fumar, pero eso puede suceder en cualquier lugar.  
“Si en el mejor o en el peor cine de Lima la policía detiene a todos los concurrentes, posiblemente en el bolsillo de alguno encuentren algo, no faltará algún loco y algunos homosexuales”.
Y se añadía esta frase de los directivos, que preparaban un fiestón para recibir el año nuevo 1969: “Será la mejor fiesta y la más cara, precisamente porque será la mejor”. What a nice people!!!...Eishia rules!!




Observen cómo Mamie baila desenfrenadamente, enfundada en atrevida minifalda, cayendo de rodillas mientras da de alaridos, poseída por el ritmo “enfermedad”. Todos paraban de bailar y empezaban a palmotear o a dar de chillidos cuando ella y Llico se tiraban al suelo afiebrados por el baile. Se dice que ambos pertenecían al Clan de “Los Bandidos”.


Aquí podemos ver a otro ídolo “enfermo” del momento: Peter “El Salvaje”, que cantaba arrojándose al suelo, gritando como una fiera, como si estuviera en un “bad trip”; a Pablo Luna le había salido un émulo. Siempre era acompañado por la banda Los Honest´s, que a veces lo dejaban plantado, entonces no podía hacer su número… This is sickness, baby, come on, yeah!!!





Y en esta foto están Wálter Paz con su guitarra Eko, Pablo Luna tocando el bajo, atrás Román Palacios en pleno baile y el público nuevaolero con sus pintas beat mod y psicodélicas de barrio popular. 

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.