Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


lunes, 26 de diciembre de 2011

Explosión de beat americano garage a mediados de los 60

por Diego Beatfolk.(Este artículo salió en el número uno del fanzine  Sótano Beat en el año 2000)

La irrupción del garage norteamericano, aproximadamente entre los años 64 y 67, constituye uno de los períodos más apasionantes de la historia del rock ´n´roll, la creación de desadaptados suburbanos que definió una de las primeras eras del punk, de forma tan categórica y completa que poco les quedó por añadir a sus sucesores de los 70, perdiéndose además el secreto de inspirada ingenuidad que hizo a esa época tan especial.

Si bien el detonante fueron las dos invasiones británicas del 64, antes de ellas ya existía en Norteamérica una rica tradición a la cual hay que remontarse para ver cómo se fue gestando el clima en el que brotó el psych.
Hacia el final de los años cincuenta el rock and roll estaba en declive con Elvis en el servicio militar, Little Richard retirado, buscando su salvación en el Señor, Chuck Berry en prisión o Jerry Lee Lewis censurado y considerado como un pervertidor de menores. En 1959 moriría Buddy Holly en un accidente de aviación, junto a Richie Valens y Big Bopper, y al año siguiente Eddie Cochran en uno automovilístico.
La escena fue ocupada por el llamado Highschool, un rock and roll impostor, despojado de su esencia rebelde, pero que como mito y como sonido tuvo sus perversos atractivos. También abundaban los disc-jockeys payola (promovían grupos previo soborno) y se practicaba mucho aun el Hype ( la promoción a toda costa).

De hecho existió algo más subterráneo por esta época, bandas de rockabilly herederas de los salvajes de Rock´ n´ Roll Trio o Link Wray.
Cuando  comienzan los 60, los teenagers podían contar con lo que venía haciendo Phil Spector y su muro de sonido, con Roy Orbison y Del Shannon, sin olvidarnos de la fiebre del twist. En 1961, Tamla Motown logró su primer millón de ventas con "Please Mr. Postman" de las Marvellettes y "Shop Around" de los Miracles, a los que siguieron otros éxitos monstruosos. Pero un fenómeno que va a tener que ver más con la actitud  y el sonido de los grupos de garage es la aparición de cientos de bandas instrumentales en los tempranos sesenta, en su mayor parte en el sur de California, lanzando sus propios singles locales (algunos alcanzando los charts nacionales ) .Fueron las primeras bandas adolescentes "hazlo tú mismo" e iniciaron una tendencia de chicos comprando instrumentos de combo eléctricos.
Es sabido que el responsable histórico de la fiebre fue Duane Eddy y sus Rebels con su peculiar Twangy Guitar, quién venía haciendo exploraciones de guitarra desde fines de los cincuenta, y que el instrumental se fusionaría con la posterior fiebre del surf de la mano de Dick Dale y sus Del-tones.

Bandas propiamente instrumentales eran los Gamblers , Johnny and The Hurricanes, los Viscounts, Los Belairs, Los archiconocidos The Ventures… Y algunas bandas surf eran los Rumblers, los Astronauts, Pyramids, Surfaris, Los Sandals, Los Dartells, California Suns, Los Original Surfaris, Dantes,Los Ragamuffins, los salvajes Trashmen y su famoso "Surfin Bird" o los imprescindibles Beach Boys o Jan & Dean.

Paralelamente, hacia el noroeste del Pacífico, hubo asaltos a la cochera de la casa familiar por bandas que tocaban maratones de tres acordes para infatigables multitudes bailadoras. De estas bandas mencionamos a las más notables de entre ellas: Paul Revere & The Raiders, los Kingsmen y los Sonics. Son tres estupendas bandas, básicas en la formación del garage ( Los tres se anotaron hits con "Louie Louie").

Al otro lado del océano, en Inglaterra, los jóvenes músicos reaccionaron a una diferente serie de influencias. Mayormente absorbieron rock americano de los cincuenta y R&B. El skiffle,una suerte de rockabilly folky ejecutado con instrumentos caseros, había causado turbas musicales británicas para armarse ellas mismas de la misma manera en que el surf  lo había hecho en USA. El Merseybeat ( escena de grupos de Liverpool) fue una consecuencia del skiffle y por el tiempo en que los Beatles ganaban en las encuestas del Melody Maker, en el 62, hubo más de doscientas bandas sólo en Liverpool.

Mientras tanto en Londres, una marchitante escena de jazz tradicional se mutaba en una floreciente escena de blues, cuyos participantes estuvieron principalmente inspirados por el blues de Chicago de Muddy Waters, Howlin Wolf, Willie Dixon o Bo Diddley. 
En esta escena destacan Cyril Davies y Alexis Corner, considerados padres del rhythm ´n´ blues inglés, por cuyo grupo, Blues Incorporated, desfilaron muchos que después van a tener que ver en la formación de los Rolling Stones, Pretty Things, Animals, Yardbirds, Spencer Davis Group, entre otros.

Estas bandas, conjuntamente con las del Merseybeat (The Beatles, Gerry & The Pacemakers, Searchers, Hollies, Dave Clark Five, Herman’s Hermits, entre otras), constituirán las dos olas británicas que llegarán sucesivamente a USA en 1964.

Guitarra Vox Phantom
Y luego de la famosa aparición televisada de los Beatles en el Ed Sullivan Show ( 9 de febrero de 1964), prácticamente al dia siguiente la juventud norteamericana fue en masa a las tiendas para armarse con guitarras Fender, Mosrite (antes llamadas Strats Sunburst), y Danelectro, órganos Farfisa, y especialmente guitarras,órganos y "amplis" de la marca inglesa Vox.

 Farfisa Combo

Los primeros garageros parece que estuvieron muy inspirados por la película "A hard day’s night", aquel retrato de teenagers y modetes cazando a sus héroes calle abajo. El promedio de los músicos adolescentes no eran suficientemente talentosos como para llevar a cabo las beatlescas progresiones  de acordes y las tres partes vocales de armonía.
Pero otros preferían abrazar el sonido de los rockeros de ryhtm ´n´ blues británicos: Rolling Stones, Yardbirds, Animals, Pretty Things, Them, Manfred Mann, Spencer Davis Group, Downliners Sect, The Kinks o The Who.

El garage primigenio fue derivando de los componentes distintos del estilo musical y visual de estas bandas. El Stone Brian Jones y el Yardbird Keith Relf ejemplificaron el look: sacos deportivos, cuello de tortuga, flequillo, corte tazón rubio.

Mientras los Stones tenían al cantante , en los Yardbirds las estrellas eran la sucesión de guitarristas virtuosos, primero Eric Clapton y finalmente Jimmy Page. Pero fue su segundo primera guitarra, Jeff Beck, quien estuvo a bordo cuando los Yardbirds desembarcaron en USA.

Beck experimentaba fuera de la herencia estricta del blues de la banda dirigiendo muchos salvajes rave-ups de guitarra cargada con feedback, eco de cinta y perversos Fuzz pedal. Puesto que la mayoría de los primera guitarra del primigenio garage no podían siquiera empezar a domar el agobiante comienzo de "Shapes of thing", pudieron por lo menos comprar algunos pedales baratos e intentar emular ese chirriante y zumbante sonido.

Y fue una legión nacional de bandas la que brotó en los garajes por todas partes y el propio aire parecía vibrar  con las panderetas, guitarras fuzz, órganos tintineantes y canciones llenas de letras sugestivas, incitadoras,transgresoras . La revolución había comenzado.

Estas bandas aspiraban a ser nada más que éxitos en su propia manzana o barrio y no consideraban opciones tan abstractas como contratos de grabación o apariciones en conciertos. Se formaron para tocar en fiestas, bailes colegiales, centros de recreos adolescentes, en shows de carros antiguos y en las todopoderosas "batallas de bandas" ("battle of the bands").

Comparando la curiosa exquisitez de los tiempos que fueron con los estándares de hoy ( cuando la sociedad conserva el rock noise a salvo escondiéndolo en clubes nocturnos y llenos de humo), el psych de los 60 fue considerado bastante inocuo para los chicos que lo veían a plena luz del día y tal vez incluso como una alternativa viable ante ciertas formas de delincuencia juvenil.

Una banda podía hacerse popular en su área local, tal vez ganar la "batalla de bandas" y ser patrocinada por un Dj, quien usualmente se ofrecía como manager. El Dj los llevaría a un estudio barato para grabar un single de 45rpm (todavía era la manera de escuchar Rock n roll) en algún sello local o en alguna marca que el Dj y algún hombre de negocio de la zona podrían lanzar juntos. Si el disco era recibido entusiastamente en la localidad, el manager Dj podía promover la canción a un sello mayor para empujarla dentro de los charts nacionales y ser número uno. Así fue, más o menos, como sucedieron las cosas.

Las bandas que erupcionaron de esta reacción química sónica se cuentan por miles. Las más conocidas son:


Los Electric Prunes, cuyo obscuro hit de 1966 "I had too mucho to dream (last night)" se podría considerar el artefacto de garage ejemplar de todos los tiempos. Vinieron de Los Angeles (no Seattle, como equivocadamente se creía hasta hace poco). Les gustaba apilar capas de fuzztone, trémolo, reverberación, guitarra invertida, etc, como un denso fondo fantasmagórico en sus canciones(solían usar nueve amplificadores en concierto para recrear su sonido y fueron los primeros en usar el pedal Wah-wah inventado por Vox, para el cual grabaron incluso un anuncio publicitario que hoy es también una pieza de coleccionista).
Todo ese ruido fue puesto en un contexto comercial por Dave Hassinger, ingeniero de sonido de muchas sesiones de los Rolling Stones, incluyendo las del "Aftermath". Luego de los primeros singles y varios conciertos graban en 1967 sus dos fundamentales Lps " I had too much to dream" (last night) y "Underground"

A partir de este punto, la historia de los Prunes se hace confusa. Al parecer, participan en tres temas en el tercer Album "Mass in F minor" (1968), un disco conceptual que mezclaba música gregoriana con pop sicodélico, aunque era un proyecto escrito y conducido por el músico de formación clásica David Axelrod.
Hassinger llevó a la banda canadiense The Collectors para completar el álbum.





Los Standells
eran de los Angeles y originalmente una banda de nightclub, un grupo más del show business, hasta que el productor Ed Cobb escribió para ellos arrogantes himnos punk que los convertirían en los Stones de Sunset Strip. Su gran hit nacional fue "Dirty Water" (66), con la voz delincuencial y perversa y su contundente base rítmica. Aún más groovy era la canción "Sometime good guys don’t wear White" y "Try it" llegó a ser censurada.
Su tema "Riot on sunset strip", del film del mismo nombre, fue un himno para una generación de teenagers con nada mejor que hacer que fumar marihuana, vestir para alarmar a los adultos y armar una broncaza con los policías frente al Whisky A-Go-Go.
Los Standells aparecen en un capítulo de la serie televisiva "Los Monsters".




Los Seeds
también provenían del area de Los Angeles y "Pushin` too hard" fue su hit más conocido, un bombazo en clave de ritmo apache, con su típico piano eléctrico Wurtlitzer tal vez algo desafinado, orgullosamente amateur, y su rudo punteo, que es toda una lección de cómo debe usarse el fuzztone. Son memorables también "Mr.Farmer" y "Can’t seem to make you mine". Su líder Sky Saxon aún debe de estar flotando en alguna niebla de ácido hoy en dìa. En los 80 se puso al frente de varios grupos del Paisley Underground.


La discografía de Los Seeds ( no recopilatorios) incluye "The Seeds"(1966) "A web of sound" (1966) "Future" (1967) y "A full spoon of seedy blues" (1967) y el álbum de su último concierto "Raw & alive in concert at Merin’s Music Box " (1968)
  




Los Sonics vinieron de Seattle y se formaron en 1963; fueron un grupo de punk por excelencia, de los más salvajes y frenéticos, con influencias de los Kinks, Yardbirds y la voz notoriamente del primer Little Richard. Poseían un sonido grasiento, lleno de alaridos, punteos memorables, con un piano y un saxo dándole un sabor de banda de baile salvaje, achorada, una perfecta transición  de 50’s – 60’s. Perpetraron gemas como "The Witch", su clásica "Psycho" (1964) o las inmortales y de ritmo imparable "Cinderella" (1965) y "Strychnine" (1965)



Paul Revere & The Raiders, eran de Portland, Oregon. En el 61 alcanzan un notable hit con "Like Long Hair" y al igual que los Sonics, grabaron "Louie Louie" de Richard Berry, pero sus paisanos Kingsmen se adelantaron en la carrera hacia los chart. Aquí en Perú, Los Yorks versionaron su "Just like me" como "Justo a mi gusto" y los Shain’s de Pico Ego Aguirre y Gerardo Manuel interpretaban las perfectas joyas "Kiks" y "Louie, go home" como “Pesadillas”  y “Lupe vuelve a casa”.



Los Kingsmen, también de Portland, se formaron en 1957. Su gran hit fue "Louie Louie" (1963) con su básica progresión constante de tres acordes, cuya influencia en las armonías de posteriores grupos ( como en "You really got me" de los Kinks) es evidente. Las emisoras negras los radiaron intensamente pensando que los Kingsmen eran negros. Más que nada eran una banda de baile pero producían un sonido contundente,achorado, con guitarras desnudas que no necesitaban fuzztone incluso para mostrar su fiereza. Junto a los Sonics y Paul Revere & The Raiders, forman la trilogía fundamental del garage.



Los Count Five eran de San José de California y se vestían con unas tremendas capas. Su gran hit nacional  fue "Psychotic reaction"  una respuesta al  "I’m a man" de los Yardbirds con un cavernícola cambio ."Psychotic reaction" estaba referido a la droga. Su líder Sean Byrne dice: "Tenía relación con la droga, aunque por aquella época no tomábamos nada".Los Count Five fueron el clásico grupo de garage beat duro, incisivo, directo tanto en forma como en contenido, una muestra de la extraordinaria escena de San José ( de donde también provenían la Chocolate Watch Band y los Syndicate of Sound), cuyas batallas de bandas enfrentaban a contendores como los E -Types, los Stained Glass, los Jaguars o los Golliwogs, más tarde conocidos como los Creedence Clearwater Revival.



La Chocolate Watch Band, también de San José de California, fueron apadrinados por el mismo Ed Cobb, de los Standells, quien intentó convertirlos en unos nuevos Rolling Stones. Aparecen en la película "Riot on Sunset Strip" y dejaron un legado de tres álbumes llenos de la más avanzada música de su tiempo; eran muy queridos por las otras bandas de garage underground que versioneaban sus temas, entre los que destacan el bombazo demencial " Let’s talk about girls" (1966), "Sweet young thing" (66), "I ain’t no miracle worker" o el mensaje urgente de "Are you gonna be there (at the love in)?" (67)



Los Knickerbockers venían de New Jersey y causaron furor en 1965 con su hit "Lies", el cual muchos estaban convencidos  que era de los Beatles, pero con una escucha más detenida se comprobaba lo más fuzztoneado y americano de su sonido. Sus enfebrecidos ritmos beatlescos son una constante en perfectas bombas de relojería como "One Track mind" o "Love is a bird".





Los Thirteen Floor Elevators, la tercera aventura de Rocky "Peyote"  Erickson (antes formó a los Roulettes y The Spades), eran de Texas. Rocky era la furiosa primera voz contrapunteada por el pavoroso burbujeo que Stacy Southerland provocaba en la garrafa de vino con micro incorporado y las explosiones de guitarra de Tommy Hall. Todo esto se puede apreciar en su más grande hit  "You’re gonna miss me"  (66).
Los Elevators eran demasiado freaks, incluso para los estándares de hoy, y era un proyecto demasiado entregado al nuevo estilo de vida del LSD. Como consecuencia de ello, Erickson fue enjaulado en un hospital siquiátrico para evadir la condena por posesión de estupefacientes. Sus Lps "Psychedelic  Sounds of 13th Floor Elevators"  (1966), "Easter Everywhere" (1967), el pirata en vivo en el Avallon Ballroom y "Bull of the Wood" (1969), los han convertido en leyenda.





Los Blues Magoos
eran neoyorquinos, muy conocidos en toda la nación por su sonido crudo e imagen sicodélica (solian vestirse con trajes eléctricos, que alimentados por pilas se iluminaban intermitentemente) En su primer Lp "Psychedelic Lollipop"   (1966) figura "Tobacco Road"  tema con un salvaje jam  "freak out"  en el medio. Pero su gran hit fue "(We ain’t got) Nothing yet" (1966), excelente canción que los muestra con todo su exuberante ataque. El segundo Lp "Electric comic book"  venía con un libro de comics. Los fans también podían comprar por correo la peculiar lámpara de resplandeciente lava roja conocida como la Psyche-De-Lite, que era la versión chica de los modelos gigantes que los Blues Magoos colocaban en los escenarios de sus conciertos.




Los Music Machine, formados en Los Angeles, eran un grupo con una rara sofisticación. "Talk talk" (1966) fue su más famosa canción, menos de dos minutos de incesante fuerza, con los gruñidos de su líder Sean Boniwell impulsando sus apenas reprimidos mensajes punk.Vestidos todos de negro, de la cabeza a los pies, exudaban una misteriosa, siniestra imagen realzada por el uso de un solo guante negro. Keith Olson, el bajista, recuerda:  "Queríamos lucir L.A. en lugar de San Francisco.Hubo esta arremetida de bandas de San Francisco, con ese look de las camisas paisley y pantalón acampanado. Teñimos nuestro pelo de negro y vestimos ropa negra; Sean apareció con la idea del guante negro en una sola mano…"  
Su primer Lp es "Turn on " (1966) y otros temas que destacan son "Masculine intuition" y "Travel "



Los Shadows of Knight, nativos de Chicago, con un soberbio estilo rhythm and blues, parecen unos Pretty things yankies. Sonido directo y crudo, netamente inspirado en Bo Didley. Se anotaron un hit con su versión de "Gloria" de Van Morrison (uno de los temas fetiche de las bandas de garage) Memorables son también la dura "I’ll make you sorry"  "Bad Little woman"   o "You can’t judge a book by the cover" de Dixon. Grabaron los Lps "Gloria"  y "Shadows of knight" (1969)



… Y no quisiéramos dejar de mencionar por lo menos a los Remains,  Strawberry Alarm Clock, Syndicate of Sound, Music Explosion, Outsiders, Misunderstood… y una interminable lista de grupos como los New Colony Six, We the People, Haunted, Chancellors, Plague, Tree, Magi, Jujus, Peabody Hermitage, Benders, Moxies, Modds, Gonn, Zakary Thaks, C.A. Quintet, T.C., Atlantic, Teddy & Patches, Omens, Banshees, Brogues, Fabs, Tamrons, Cyclones, Unrelated Segments, Hysterics, Starfires, Trolls, Wild Knights, Grains of Sand, Grains of Time, etc, etc, etc… a cual mejor banda de garage punk o garage pop (rescatadas gracias al maravilloso trabajo de recopilaciones como "Nuggets", o los cerca de 30 volúmenes de "Pebbles" organizados por subestilos , regiones o era, así como"Back from the grave, "Garage Punk Unknowns" "I was a teenage Caveman" o los volúmenes que recopilan a las bandas de mujeres garageras "Girls in the garage" mano de santo para el fanático del género.)

 "We The People- You burn me up and down"

 "Zakary Thaks"

El movimiento de garage, como otros capítulos musicales, comenzó a perder su diversión y se transformó en otra cosa. Bandas como Love o The Doors fueron de la tradición del garage hacia un nuevo camino, y como los ojos y oídos tornaron hacia la escena de Haigh Ashbury, el psych estuvo condenado. Pronto Hendrix, el "Sgt. Pepper’s" de los Beatles, Jefferson Airplane, Grateful Dead y otras mas pomposas formas de música sicodélica tomaron posesión. La llegada del estupefaciente jam largo, extendida improvisación, preparó asimismo el terreno al rock en el dial FM, antes el dominio de la música clásica y el jazz, abandonándose el transistor de radio AM . Sean Byrne, de los Count Five, ha dicho: "Hacia 1968 ya no teníamos ganas de estar en la música. Muchos grupos se separaron en ese año, ciertamente era el fin de una época. No teníamos ganas de ser profesionales, no habíamos jamás concebido los Count Five como un grupo `para trabajo`" El garage se había acabado.

"Girls in the garage - The Heart Beats"




                      Girls in the garage "The liverbirds"

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ke buen artikulo sobre el garaje - escriban sobre el garaje en Lima, Los Saicos...

Se ha producido un error en este gadget.