Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


martes, 20 de diciembre de 2011

Tribus Urbanas III: Los Mods(2), el Swinging London y los Rockers

Cecilia Medo.


Los Mods y el Swinging London:

En la entrega anterior desarrollamos las características generales de los Mods, y si bien obtuvimos una panorámica bastante amplia, existen muchos más aspectos que valen la pena destacar. Por ejemplo, ¿escucharon alguna vez hablar del Swinging London? 

Pues bien, ese fue el nombre dado a una época dorada, en la que Londres se había posicionado como la capital de “todo”; es decir, de aquello que era excitante, chic, moderno y sorprendente en el mundo occidental. Los Mods fueron en parte generadores de este “vibrante” Londres, cuando esta ciudad -y no París- fue la que empezó a dictar los nuevos parámetros de la moda en el vestir y otras yerbas.


Twiggy, icono del swinging London
 Todo lo que merecía ser visto u oído ocurría primero en Londres: los Beatles y la beatlemanía, los Rolling Stones, la delgadísima modelo Twiggy, Mary Quant y su creación de la minifalda, los diseños revolucionarios de Ossie Clark, John Stephen y Michael Rainey, que se vendían en Carnaby Street. Jimi Hendrix, pese a ser estadounidense, lanzó y desarrolló su carrera como dios de la guitarra eléctrica desde Londres; el surgimiento masivo de la psicodelia y el pop art; la fotografía de Richard Avedon y el arte de Richard Hamilton. A todo eso se le llamaba el Swinging London, porque la capital inglesa reverberaba como ninguna otra en el orbe, y Los Mods reinaban en ella.


Liz Taylor en retrato de Richard Avedon

Los Rockers – Las Batallas Campales de Brighton Beach:

Pero los Mods no estaban solos, había otra tribu que se diferenciaba bastante de ellos, se trataba de los Rockers, sus rivales y encarnizados enemigos. El Rocker usaba casaca tosca de cuero y andaba en pesadas motocicletas. Para el Rocker promedio, el Mod era un afeminado,con gustos delicados que le resultaban inaceptables; el Mod escuchaba ska, rythm and blues, modern jazz y bandas inglesas como Small Faces, The Who y The Kinks, mientras él seguía siendo un seguidor del rock and roll venido de América, sus ídolos continuaban siendo Elvis Presley, Gene Vincent y Eddie Cochran. Para el Mod, el Rocker era un bruto y un sujeto pasado de moda, como mínimo. Hacia 1964, la BBC empezaría a informar acerca de unas cruentas peleas callejeras, que tenían lugar en ciudades o balnearios como Brighton, Bournemouth, Margate y Clacton. Hay que decir que ambos grupos eran igualmente violentos, haciendo uso de navajas, cadenas de bicicletas cuchillos y muchos otros artilugios como armas letales. Las peleas de Mods y Rockers se hicieron tan famosas que The Who las inmortalizó en su disco “Quadrophenia” (1973), así como en la película del mismo nombre (1979).



Brighton beach, escenario de los enfrentamientos (1964)

Y fueron las peleas en Brighton beach las que marcaron con sangre la historia de aquellos años. La más famosa pelea de Mods y Rockers en Brighton Beach duró nada menos que dos días, de ahí se trasladó a Hastings, para retornar -y finalizar- nuevamente en Brighton. Como decíamos, estas peleas campales se hicieron tan célebres que se realizaron estudios sociológicos alrededor de ellas. El sociólogo Stanley Cohen acuñó el término “Moral Panic” – “Pánico moral”- que describía el desasosiego que esta violencia juvenil desataba en la población en general, misma que fuera cubierto de manera sensacionalista por los medios. Pero el propio Cohen descartó que los Mods o Rockers merecieran los calificativos de delincuentes y jóvenes demoníacos.



Un Nuevo Renacimiento a ritmo de Rock:

Pero regresemos a ese Londres hedonista, sumido en la contemplación de las distintas -y nuevas- formas de vida que no dejaban de surgir una después de la otra. Del otro lado del atlántico estaban los hippies y su Flower Power, el asesinato de John F.Kennedy y el de Martin Luther King, los conflictos raciales, la guerra de Vietnam y Woodstock. Ciertamente pasaban cosas importantes también en los USA, así como en Latinoamérica y muchos otros rincones del planeta. Pero lo de Londres fue especial. Algunos han comparado lo sucedido  en la capital británica en unos pocos años, con lo que significó el Renacimiento en Europa.


Twiggy a travès del lente de  Avedon.


Quizás la comparación resulte excesiva, pero claro, a toda la avalancha artística, cultural y social, habría que sumarle el primer vuelo del Concorde, el avión más veloz de la historia, y qué decir de la conquista del espacio, como indicadores de un antes y  un después sin parangòn. Tal vez la suma de todos estos factores sí justifique una comparación con el espíritu reinante durante el período del renacimiento. En todo caso, dentro de la riquísima dècada de los 60 del siglo XX, la era del Swinging London, cuya bandera llevaron por todo lo alto los Mods, fue un período en el que sospechamos nos hubiese gustado mucho tener veinte años.


8 comentarios:

Jose Antonio Abeger dijo...

Primero quiero felicitaros por vuestro Blog, por este espacio para dejar un granito de arena para la posteridad.

Es muy triste que cada vez que se menciona el tema de los mods se tenga, casi por obligación, que mencionar el de las peleas con los rockers. y hay mucha gente que casi lo único que conoce de los mods es ese aspecto.

Soy mod desde el año 1985, es verdad que con algunas épocas de menor intensidad y otras como ahora más metido en la escena, y te puedo decir que ser mod no es ir de violento. Creo que todos los mods del mundo sueñan con esa época, ese Swinging London, y lo que tratan es de reproducir un poco de lo que fue aquello simplemente disfrutando con aquella música, vistiendo como vestían aquellos mods, y juntándose con otros mods para sentirse bien con quien es como ellos. A fin de cuentas no es nada diferente de lo que pueden sentir los rockers respecto a sus propios iconos y gustos, o cualquier tribu urbana.

Tengo un blog para mods, y para cualquiera que le guste la música que les gusta a los mods, se llama "Piensa sixties", (pincha en mi icono y supongo que verás un enlace), un poco a mi estilo, quizá veas algo que te guste acerca de lo que es esto. Y para mí no es nada más que mi música, mis amigos y mis recuerdos... como la vida de muchas personas de este planeta.

Cecilia Medo dijo...

Gracias por tu comentario José, creemos que de todas las tribus urbanas, los Mods fueron los que sentaron las bases para muchas expresiones artísticas y culturales, que han sido únicas e irrepetibles. ¿Quién no quiere regresar en el tiempo e instalarse en el Swinging London? Las peleas de Brighton fueron hechos anecdóticos, importantes en su momento. El espíritu Mod es mucho más. Saludos!

Anónimo dijo...

Hola

Soy Peruano. Excelente sitio. Muy agradecido por las notas.

Daniel

Cecilia Medo dijo...

Muchas gracias, ¡visìtanos siempre!

Anónimo dijo...

Joder, esque es una memez pelearse por ser mod o rocker. Soy rocker y me encanta la mñusica negra sesentera,así como pama, crab, trojan..cada no es lo que es y de eso tiene que preocuparse, no de los demas. Brighton 64 manda jaja

Cecilia Medo dijo...

Jaja, bienvenidos los rockers, gracias por tu visita!!!

Anónimo dijo...

Muy bueno el blog, soy rocker pero me he criado con otras personas y he aprendido a escuchar muchísimos estilos musicales... mi mejor amigo es Skinhead, otro amigo es Rudy y yo Rocker y nos llevamos bien, las peleas en Brighton "distinguieron" a los Mods y Rockers de esa época. Yo y mis amigos Rockers, Skins o Rudys no andamos peleando todo el día, todos los días, solo a veces (cuando es necesario) jajajaja

Cecilia Medo dijo...

Jejeje, bien Rudy, !bienvenido tu post!

Se ha producido un error en este gadget.