Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


miércoles, 1 de agosto de 2012

TAKENOBU IGARASHI





Takenobu Igarashi estudió en la Universidad de Bellas Artes de Tama, donde se graduó en 1968, y prosiguió sus estudios en la Universidad de California ( Los Angeles) en 1969. Después creó su propio estudio de diseño, especializado en diseño gráfico, identidad corporativa y diseño de productos. Los primeros carteles de Igarashi destacaban por la manera en que era capaz de plasmar los sencillos números y letras del alfabeto occidental en llamativas composiciones. También creó esculturas con una complejidad casi arquitectónica. En 1985 fundó el Takenobu Igarashi Studio y comenzó a realizar diseños esculturales como el taburete Zao (1992) y una serie de discos de acero (1990). Igarashi es capaz de crear objetos tridimensionales con una gran calidad gráfica, como puede verse en el abrecartas YMD (1992) diseñado para ClassiCon, provisto de un mango que proyecta la sombra de una especie de ola en la hoja. Sin embargo, la sensibilidad de Igarashi al volumen y las líneas se refleja mejor en sus diseños de objetos personales compactos, como los estuches de jardinería  y de belleza profesor visitante de la Universidad de California, asi como vicepresidente de la Alliance Graphique International.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.