Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


domingo, 5 de febrero de 2012

SHE WANTS REVENGE: BUSCANDO LA ATEMPORALIDAD


Por Jorge Bazo.



En el ya lejano 2006 oímos por primera vez a los She Wants Revenge, el proyecto californiano de post rock y darkwave con influencias pop-rock, post-punk, techno-pop y góticas conformado por Justin Warfield y Adam Bravin, quienes se dieron a conocer con el gran público vía su tremendo single de título “Tear You Apart” (uno de los mejores temas de ese año y que pueden disfrutar cinematográficamente en ese bodrio llamado Número 13), que no podemos negar decir que cuando los escuchamos por primera vez, tras la estremecida correspondiente pensamos al toque en Interpol, una de mis bandas de cabecera actual, aunque luego de temas clásicos como la electrónica “These Things” o la darkie “Sister”, se ganaron un lugar en el universo indie por su creatividad y no por ser una mera copia.




Originarios del Valle de San Fernando, California, desde que se presentaron como banda con su espectacular disco homónimo, las ambiciones de estos dos DJ’s de Los Ángeles han apuntado en otra dirección; aspiran a ser tan atemporales y perdurables como Bauhaus o The Cure, sus íconos musicales y con los que se morían por salir de gira. Sus miembros principales son Justin Warfield en la voz principal, la guitarra y los teclados, junto a Adam Bravin (alias Adam 12), quien se encarga del bajo, teclados, guitarra, caja de ritmos, percusión, programación y voz. A ellos los suelen acompañar como banda de apoyo Thomas Froggatt en la guitarra y Scott Ellis en la batería y percusión.



Tal como ya lo habíamos mencionado, la “rompieron”, y así debemos decirlo, la rompieron, con su álbum debut homónimo, She Wants Revenge, que fue lanzado a principios del 2006, con tres sencillos que se convirtieron en clásicos instantáneos, "These Things", cuyo videoclip cuenta con la actuación de Shirley Manson, la sensual vocalista de Garbage, "Out of Control" y "Tear You Apart", el tema con el que nos identificamos inmediatamente, y cuyo videoclip fue dirigido por Joaquin Phoenix, nada más y nada menos. Este disco le valió a la banda vender más de 300,000 discos solamente en los Estados Unidos. Otros temas como "Sister" y "I Don't Wanna Fall in Love" los ayudaron a consolidarlos en la escena indie, y solo con un disco.



El dúo se proclama “hijos bastardos del “Loveless” de My Bloody Valentine” y han asegurado que las intenciones de su primer trabajo eran las de “hacer un disco que haga a las chicas bailar…. y llorar”. Y vaya que lo consiguieron, pero se venía lo peor, la consolidación internacional como banda con su segundo disco, era la consagración o quedar como un buen intento que se lo llevaría el tiempo, cosa que no ocurrió. Su segundo álbum, This Is Forever, fue editado el 9 de octubre del 2007 con otros temas con el sonido típico de los Revenge como "Written in Blood", cuyo videoclip es un tributo la película El Ansia y a Bauhaus, y "True Romance".



Cabe resaltar que estos dos discos se trataron como una secuela, por la relación de letras y música, además de tener portadas inversas. Mientras que en la primera primaba el blanco, en la segunda el negro ala de cuervo era el elemento principal, acompañados ambos de una figura femenina a la altura de las circunstancias. Ambos álbumes respetaban los estándares del post-punk y el oscurismo que tan de moda pusieron los revival de Interpol en la mitad de esta década.

El éxito de estos discos le dio a la banda la oportunidad de realizar giras durante todo el 2006 con Depeche Mode y Placebo, dos de las bandas líderes de la escena pop/electrónica independiente de ese tiempo, un hecho más que les valió para su afirmación como banda e ir logrando la ansiada madurez. Pero faltaba aún más.

Tras formar su propio sello discográfico, Perfect Kiss, en el 2008, lanzaron al mercado su EP, Save Your Soul, que fue lanzado por iTunes el 13 de mayo del 2008, un EP que contiene cuatro canciones, "Save Your Soul", "A Hundred Kisses", "Sugar" y "Sleep". Un año después editaron otro EP titulado Up and Down, que fue lanzado a través de iTunes (apelando a las nuevas tecnologías), el 22 de septiembre del 2009, fecha en la cual She Wants Revenge comenzó a trabajar en su tercer álbum de estudio que volvería a examinar las raíces oscuras de su primer álbum, cosa que alegró a más de un fanático. Y ese álbum se llamaría Valleyheart, cuya frase “From the valley with love, hate, and other feelings”, marcaría la línea de las letras del mismo.

Lanzado en mayo del año pasado, Valleyheart es su tercer y último álbum hasta el momento, y “Must Be The One” la canción elegida como su primer sencillo para un material que se hizo esperar mucho (hablamos de cuatro años desde su segundo trabajo, porque los EP’s para muchos no cuentan). Este nuevo disco significó un cambio de rumbo en su corta, pero fructífera carrera musical. Valleyheart es un disco más pop, no es tan oscuro que sus anteriores trabajos discográficos. ¿Razones? Puede ser que los cuatro años de pausa les hayan cambiado muchas cosas, ya sean sus tendencias musicales, sus experiencias de vida o simplemente quieren ponerse a tonear. Tan simple como eso.


  
Tuvimos que esperar casi 4 años para poder escuchar esta producción conformada por 10 temas y demostrarnos que a pesar del tiempo transcurrido, y suponemos los problemas personales o de inspiración de Warfield y Bravin, ellos siguen esforzándose para seguir siendo reconocidos en el circuito independiente. La grave voz de su cantante sigue siendo estremecedora y con ello los seguidores seguimos tras sus huellas.

Tras escuchar el disco, notamos que se mantiene un poco de esa oscuridad característica de sus dos entregas anteriores, pero con un sonido más fresco y variado hacia el sonido bailable, con ritmos y géneros que se mueven desde el alternativo y el new wave, hasta un “buen” pop. La banda suena renovada y menos forzada hacia la “oscuridad” que en This Is Forever, lo cual para ellos es un gran paso en cuanto a su paso a la madurez músical y dejar de seguir siendo comparados con bandas como Joy Division o Interpol. Este es el momento preciso de ganar su propio espacio.



Sus dos sencillos, “Take The World” y “Must Be The One”, demuestran que es un disco que merece más atención por el gran público y ser disfrutado una vez tras otra, ya sea escuchándolo o haciendo el tono en la jato. A muchos puede ser que este giro que ha dado la música de la banda les caiga de un poco mal, sobre todo a los puristas, pero creemos que es una opción de saber hacia dónde van las bandas denominadas “post-punk” u “oscuras”. No son los únicos…y estamos esperando su cuarta producción. She Wants Revenge van camino de lograr la ansiada atemporalidad.



De los editores: Post Fanzine les recomienda calurosa y cordialmente que visiten el excelente blog de cine de Jorge Bazo, www.expedientecine.blogspot.com, que es uno de los mejores en su rubro.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenasssooo!

Se ha producido un error en este gadget.