Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


lunes, 27 de agosto de 2012

RoseMarie Trockel


1952 Schwerte, Alemania / reside y trabaja en Colonia, Alemania


< Por favor, no me hagas nada, pero rápidamente>



Las cuestiones que plantea la obra de Rosemarie Trockel son, cuanto menos, tan variadas como los materiales 

y técnicas que emplea. Sus videos, esculturas, assemblages, instalaciones, dibujos y fotografías tienen fundamentalmente como tema materias que trató durante sus estudios de antropología, sociología, teología, y matemáticas. Nuestra relación con el cuerpo humano, el papel de la mujer en la sociedad y nuestra postura en relación con el modo de tratar a los animales son algunos de los aspectos a los que recurre una y otra vez. Por ejempolo, no sólo ha hecho representaciones de animales en forma de dibujos y estatuas de bronce, sino también como instalación con animales vivos, como la <Haus für Schweine un Menschen> (casa para verdos y seremos humanos), su espectacular contribución- con Carsten Höller- a la documenta X de Kassel. Las pinturas puntillistas con que se dio a conocer a comienzos de los años ochenta y sus trabajos con placas de cocina no sólo son comentarios a la producción supuestamente femenina al arte, sino también pueden interpretarse como un enfrentamiento con el arte pop y minimal. Al emplear en sus cuadros emblemas como la marca de la lana, el conejo de Playboy o incluso cruces gamadas, cuestiona sutilmente la función de los símbolos y su significado en el arte. Las prendas de vestir de punto, los antifaces de los terroristas, las medias sobredimensionadas y los extraños jerseys son acotaciones artísticas al significado social de la moda y sus implicaciones frecuentemente restrictivas. Los trabajos de Trockel- que recuerdan ready-mades-siguen la tradición de Marcel Duchamp, de modo similar a las vitrinas con las que en ocasiones con un deje irónico, analiza las leyes inmanentes del mundo del arte.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.