Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


miércoles, 3 de octubre de 2012

Black Sabbath |Paranoid (1970)



Sello discográfico | Vertigo
Producción | Rodger Bain
Dirección artística | Keef
Nacionalidad | Reino Unido
Duración | 42:13

<A este país le asusta la generación joven porque está en guerra>


Black Sabbath ya había conseguido que las cejas se enarcaran en su nativa Inglaterra con su álbum homónimo de debut: una relectura sísmica del blues que, junto con los dos primeros clásicos de Led Zeppelin, dio nacimiento a una nueva forma de rock: el heavy metal.
En términos compositivos, el segundo LP del cuarteto de Birmingham significó un salto cuantitativo. El tema de protesta <War Pigs> es una de las introducciones más grandes de todos los tiempos, y capta el estado de ánimo irritado de la juventud occidental por la sangrienta campaña estadounidense en Vietnam. Todas las marcas de fábrica de los Sabbath están aquí: el ominoso aullido de Ozzy Osbourne, el dinamismo flexible de los infavalorados Bill Ward(batería) y Geezer Butler (bajo y letrista), y sobre todo, la gigantesca presencia del héroe de la guitarra y señor del riff Tony lommi.


Viene a continuación el mítico tema que da título al álbum, un trallazo protopunk de enajenación que sigue siendo el himno clásico del grupo. Ozzy e lommi la tocaron incluso en el cincuenta aniversario de la coronación de Isabel  II celebrando en 2002. La balada <Planet Caravan> ofrece la faceta tierna del grupo, mientras el potente drama de ficción científica <Iron Man> parece anticipar el movimiento grunge. Los últimos cuatro cortes son menos conocidos pero igualmente impresionantes. La pesadilla inducida por la heroína <Hand Of Doom> es muy apropiada, y contribuyó a consolidar la posición de los Sabbath como la fuerza más oscura de la música de los 70.
<Paranoid> dio a conocer a la banda en Estados Unidos, y llegaron al nº12 de Billboard. Canciones del álbum han sido versionadas por la gente tan dispar como Pantera, Los Cardigans, Faith No More y Giant Sand. Su influencia en el sector más heavy del espectro rockero, desde Nirvana hasta Queen Of The Stone Age, es incalculable.


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.