Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


miércoles, 14 de noviembre de 2012

Nick Cave and The Bad Seeds / Abattoir Blues/The Lyre of Orpheus

Nick Cave and The Bad Seeds / Abattoir Blues/The Lyre of Orpheus 



Sello discográfico: Mute
Producción: N.Cave and The Seeds
Dirección artística: Tom Hingston Studio
Nacionalidad: Australia
Duración: 82:24

Un doble álbum significaba por lo general una de dos cosas en la vida de una banda. La más habitual es que se trata de acompañante de la típica crisis que aparece a mitad de la carrera, cuando se impone aquellos de mirarse el ombligo y los solos de batería de doce minutos. Lo menos frecuente es que una banda posea tanto material bueno que no quepa en un solo álbum. Creo que ya habrás adivinado cual era la circunstancia de Nick y de sus chicos.
Producido por Nick Launay, que se había encargado de Nocturama (2003), AB/TLOO reencuentra a la banda, privada del incondicional Blixa Bargeld, en el proceso de colaboración de aquel disco con los Sedds de vuelta en la sala de maquinas de la composición.
El álbum es sin duda esquizofrénico, y un sonido definido domina cada sección. Abottoir blues es una cana al aire que combinada con el humor de Cave, el cual exhorta al oyente a que “si tienes un campo y no produce, levántate y cava” en “There she goes my beautiful world”. Cave también compensa la metafísica con la realidad banal del tema del título:”Me fui a la cama anoche y mi código moral se atasco, me despertare esta mañana con una frappucino en la mano”.
…Orpheus adopta un tono más contemplativo, y contiene algunas de las canciones más vertiginosas que Cave haya escrito jamás:”Breathless”, un encuentro con Van Morrison, o la jugosa” Babe, you turn me on”,(“pongo una mano sobre tu maduro carrazón rojo, y la otra en tus bragas”). Hay espacio para otra sorpresa, cuando el London Community Gospel Choir añade profundidad espiritual a “Carry Me2 y la emocionante “O children”.
A medida que los Seeds se adentran en la cuarentena, está claro que la edad no les marchitara.



No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.