Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


jueves, 13 de septiembre de 2012

Cuerpo Oscuro






Bruno Gallery, 
Calle Francia 565 Miraflores (a 3 cuadras del cruce de Pardo con espinar)
Horario: De lunes a sábado de 12:00 pm a 8:00 pm
Telf: 2418806

La Joven artista Judith Vergara inaugurará su primera muestra individual en Bruno Gallery el día viernes 7 de setiembre hasta el 2 de octubre, de su obra el curador Felipe Mayuri Poma nos dice: 

Cuerpo Oscuro de Judith Vergara sugiere un estilo formado desde sus primeros trabajos, un imaginario particular instituido por la artista. Ahora apoyada del lenguaje poético de Sandra Rodríguez, autora del poemario titulado igual que esta exposición, asimila visualmente un pro
ceso no tan personal por ser la poseía una disciplina expresiva al igual que las artes plásticas y que fusionándola con su íntima creatividad produce un final pictórico y gráfico que en el paso de poco tiempo se ha ganado un respetado y austero culto que todo artista cultiva bajo la constancia de su trabajo.
Catalogaría arbitrariamente como una pintura subliminal. Concibe espacios y/o momentos de una mujer –o varias- que bien puede confundirse con un autorretrato o una situación personal. Pues lo de subliminal está en las pistas que implanta en su obra: la falta de una boca, el uso de la pistola por la misma mujer multiplicada por dos o tres en una composición, la pipa en vez del corazón –detalle personal- mostrándolo a pecho abierto y con la mirada hacia el espectador; acertada figuración y sinceramiento visual de retratar algún secreto. Inquietante detalle que muchos pintores incluyen en su obra.
La multiplicación de esa mujer son las diversas personalidades, que en algunos casos también nos ha sucedido y que la someten a momentos tortuosamente lúdicos. El fondo similar a un fino tapizado o en mayor ocasión a un clásico telón teatral sugiriere que la vida real o imaginaria se conjuga bajo actuaciones y ficciones basadas en la misma vivencia. 
Judith Vergara contempla la introspección y la representa con delicadas y definidas líneas en el dibujo y con cálidas tonalidades en su pintura, construyendo al final una tenue serie surrealista que sabe complacer. Con el tiempo es posible augurar una mayor soltura en la figuración de los cuerpos; sin embargo es interesante que en su primera exposición individual logre seriedad, sinceridad y calidad, facultades que en estos tiempos, en las artes plásticas jóvenes, son escasas y necesarias. 

Felipe Mayuri Poma



No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.