Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


martes, 15 de mayo de 2012

Nirvana – Nevermind



<De hecho, solo tardamos tres semanas y media.>

Sello discográfico | Geffen
Producción | Nirvana- Butch Vig
Dirección artística |Robert Fisher
Nacionalidad| EE.UU.
Duración | 42:11



Se podría sostener que Nevermind fue el disco de rock más importante de los 90. Sus canciones pop distorsionadas se hacían sentir con la agresividad del punk, pero alcanzaban las cotas intensas del metal. El álbum consolidó inmediatamente a Kurt Cobain como uno de los cantantes más pecualiares del rock, capaz de interpretaciones vocales desgarradas, pero también como un compositor de una genuina sensibilidad y originalidad.
El himno <Smells Like Teen Spirit> alterna unos versos suaves con un estribillo rugiente (<Intenté componer la canción pop definitiva. Básicamente intenté plagiar a los Pixies>, revelaría Cobain más tarde), y comienza con un riff asesino. <Come As You Are> contiene otro. Las letras de Cobain son burlonas, contradictorias, perturbadoras.< Territorial Pissing<: es una canción realmente desquiciada, una pieza ruidosa y atropellada conducida por la enérgica batería de Dave Grohl. Pero el disco también logra impactar a un volumen más bajo : <Polly> es una  siniestra canción acústica sobre una chica secuestrada, y <Something In The Way>, con el acompañamiento de un chelo lúgubre, evoca un periodo en el que Kurt durmió al raso.
La portada resulta al mismo tiempo llamativa e inquietante, teniendo en cuenta el disco al que pertenece. En este caso, el protagonista es el pequeño Spencer Elden, de cinco meses; el anzuelo y el dólar se lo pusieron posteriormente.
Nevermind desbancó a Michael Jackson y su disco Dangerous de lo más alto de la lista de Billboard. Kurt se quejaría más tarde de la pulcritud del sonido del álbum, y el grupo se desviaría del camino para equilibrar la balanza en su continuación, In Utero. Pero tanto el poder de Nevermind, como la sutileza de sus composiciones, inspiraría a multitud músicos. RD

Extraído del libro "1001 discos que debes escuchar antes de morir"


Se ha producido un error en este gadget.