Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


miércoles, 16 de mayo de 2012

The White Stripes | Elephant



Sello discográfico |XL
Dirección artistic | Bruce Brand – Jack White
Nacionalidad  |EEUU
Duración | 49: 47



Cuando Jack y Meg White se reunieron en los estudios Toerag de Londres para grabar su cuarto álbum, nadie sabía que resultaría tan deprimente. Los anteriores habían sido sencillos, artísticos y estridentes, pero Elephant, además de albergar un single emblemático  y sucio (<Seven Nation Army>), hablaba de una banda que exprimía la exploración sonora lo máximo a lo que un dúo podía aspirar.
Envuelto en una funda de lo más simbólica ( el pie de Meg está atado, en un guiño a su divorcio; Jack Blande cinó durante la grabación), Elephant fue grabado con un equipo analógico, y en la producción no se utilizó nada posterior a la mitad de los 70.



<Ball And Buscuit>, con siete minutos de duración, y que Jack tocaría después en directo con su héroe Bob Dylan, era un guiño a la influencia de blues ( su duración podía explicarse como una reacción a la contracultura que las notas censuraban). No obstante, el album también es una encantadora bestia moderna. Dedicado a < la muerte del ser amado>, Elephant es una obra visceral fuera de lugar, pero en absoluta sincronicidad con su época. <Seven Nation Army>, un single con un estribillo sin palabras que ha padecido numerosas remezclas dance, comunicaba algunas de las preocupaciones de Jack sobre su creciente fama. Por lo demás, encontramos introspección (<In The Cold, Cold night>, cantada por Meg) explosiones operísticas (<There’s No Home For You Here>) y blues de garaje estupendo (<Girl, You Have No Faith In Medicine>), que la banda domina como nadie.
Elephant sigue siendo su disco más dinámico y el más vendido. Que transmita tanta oscuridad y frustración solo sirve para definir su grandeza de clásico. JK



Extraído del libro 1001 discos que hay que escuchar antes de morir.
Se ha producido un error en este gadget.