Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


viernes, 3 de agosto de 2012

The Cure | Pornography (1982)




Sello discográfico | Fiction
Producción | The Cure · Phil Thornalley
Dirección artistica | The Cure · Ben Kelly
Nacionalidad | Reino Unido
Duración | 43:20

<Yo creía que teníamos que hacer música que estuviese a la altura de las sinfonías de Mahler, no música pop>
 
Robert Smith fundó The Easy Cure en el instituto hacia 1976, y acabó abreviando  el nombre a The Cure. Su primer single salió en 1978 , en Fiction Records. Después de un primer álbum algo disperso, el grupo logró uno de los mejores álbumes de principios de los 80. Pornography es probablemente el mejor y más oscuro de los trabajos de juventud de The Cure, una incursión deslumbrante en la mente extraordinaria de Robert Smith.


El desarrollo del álbum es orgánico y coherente basado en patrones repetitivos y desatados de batería y bajo; es una monumental obra de inquietante melancolía exprimida y condensada en 43 minutos. Pese a lo tétrico que lo impregna, en el disco hay una  gran riqueza musical. El bajo de simon Gallup- bajado unos cuantos tonos e más-, combinado con la batería monótona de Tolhurst y la voz impertérrita de Smith, crean la banda sonora ideal para la vida de cualquier siniestro que se precie: las letras de Smith conducen hasta un funesto abismo en <Siamese Twins>, <The Figurehead> y <Pornography>. Abre el disco <One Hundred Years> que contiene uno de los mejores riffs del álbum y sigue siendo una de las preferidas en los conciertos.
 

<The hanging garden>, una pista relativamente más alegre, fue el único hit de este álbum ( se coló en el nº 43 en las listas británicas). La pista que cierra el trabajo es un collage sonoro y experimental que se lamenta del estado deplorable del planeta. ( El coproductor Phil Thornalley se acabó convirtiendo en el bajista de la banda, y también compuso y prodijo el exitazo de Natalie Imbruglia <Torn>.)
La gira de promoción vio a Smith y Gallup pelearse a guantazo limpio al terminar el último concierto, en Estrasburgo. Tras un breve intervalo de silencio, The Cure continuó su camino hacia el éxito como un dúo, tomando sendas más poperas, y Smith además colaboró puntualmente con Siouxsie and the Banshees.




1 comentario:

Cecilia Medo dijo...

The Cure me encandiló, me hipnotizó con este disco, lamento sinceramente que Bob Smith y cía abandonaran esta senda musical. Los prefería así, más cerca de Joy Division que de Culture Club... De cualquier forma, nos dejaron 17 seconds, faith y este genial, GENIAL Pornography como legado.

Se ha producido un error en este gadget.