Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


lunes, 25 de junio de 2012

The Mothers of Invention | Freak Out (1996)



Sello discográfico | Verve
Producción | Tom Wilson
Dirección Artística | Jack Anesh
Nacionalidad | EEUU
Duración | 60:05

<No tomaba drogas.> Frank Zappa, 1989

La banda de Frank Zappa había sido conocida simplemente como The Mothers hasta que un nervioso productor se dio cuenta de lo que la compañía tenía entre manos con este estremecedor disco de presentación.
Cuando estaban a punto de sacar a la venta Freak Out!, el segundo disco doble de la historia del rock (el Blonde On Blonde de Dylan fue el primero), a los de la discográfica les entró el miedo al pensar que la burla del nombre del grupo tal vez asustase a los pinchadiscos. <Como si nuestro nombre fuese a ser El Gran Problema>, señaló  Zappa secamente en su autobiografía.
Surgido del corazón de la floreciente cultura freak de la Costa Oeste, y habiendo firmado con el productor Tom Wilson, Zappa y su banda se propusieron azotar las mentes con este álbum de debut. Es más, el disco respondía a una línea argumental: <Cada melodía tenía una función dentro del concepto satírico general>, dijo Zappa.


<Who Are The Brain Police?> resume dicho concepto con claridad: una queja espeluznante contra el autoritarismo que describe la mezcla de objetos y mentes parecidas. Por otra parte, algunos temas son obvias parodias de temas pop, como el pastiche <Go Cry On Somebody Else’s Shoulder>, yuxtapuestos a intrincadas cnaciones de amor como <How Could I Be Such A Fool?>.


 Las guitarras psicodélicas y los sucios riffs de blues empiezan a dejarse notar en la segunda parte del álbum: <Help, I’m A Rock< destila la esencia freak y hace que todo pareza abstracto;  <The Return Of The Son Of The Monster Magnet, la cara cuatro al completo en el disco de vinilo, es un tema experimental y ruidoso realmente impresionante.
La aparición de un compositor único desafiante con una carrera centrada en derribar fronteras 



No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.