Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


sábado, 16 de junio de 2012

Entre reflejos y distorsiones de Daniel Vargas por Juan Peralta


 Entre reflejos y distorsiones
Daniel Vargas

Daniel Vargas es un joven artista que, gracias a su constancia y tenacidad, viene asentando su presencia en el ámbito artístico limeño y afianzando su pintura, cuya producción gira alrededor de lo urbano y del retrato, los cuales le han permitido adquirir mayor solidez a sus indagaciones visuales.
Su lenguaje, viene marcado por la simbiosis técnica que se genera al plantear el modo en que ocurre el proceso de registro de las imágenes, vale decir, la toma fotográfica y su traspaso al lenguaje de lo pictórico, lo que termina siendo una suma de traducciones de la realidad y de la imagen, captadas en la calle o en ambientes e interiores de una casa.
Este resultado asentado ciertamente en la hibridez, hace que las pinturas del artista mantengan una unidad y cobren mayor consistencia, al abordar personajes, escenas y espacios, con carácter urbanos, introduciendo en ellos, elementos de una estética netamente popular. En cada una de sus pinturas se percibe la presencia de un figurativismo con fuerte énfasis en el pop.
Pasando a su quinta muestra individual titulada Entre reflejos y distorsiones, presentada en la Bruno Gallery de Miraflores, Daniel Vargas nos devela un conjunto de pinturas, óleos sobre tela, de mediano y pequeño formato. En cada una de ellas, destacamos situaciones o hechos cotidianos asumidos, mayormente, desde lo anecdótico.
Su acercamiento al hecho o al instante de la captura de sus personajes, lo hace de manera indirecta, a través de un espejo, un cristal, un disco compacto o una burbuja, elementos que le permiten generar un impacto visual mayor, mediante la sutil alteración del contexto. De esa manera, la exaltación opera como una trampa que permite capturar la atención del espectador.
En cada uno de sus lienzos como “Botón”, ”Luces en movimiento”, “Distorsión concéntrica”, “Burbuja”, “Contacto visual”, “Alteración”, “Descanso”, “Stanley”, “La buena vida”, entre otros títulos, encontramos ese mismo juego, en algunos casos puestos en total evidencia, en otros, presentes bajo una sutil composición; sin embargo, en conjunto, las obras dialogan y refuerzan la idea general de esta exposición, el reflejo y la distorsión de lo real, ambos conceptos empleados ya en proyectos anteriores, haciendo que sus propuestas adquieran un sentido lúdico.

Juan Peralta Berríos
Historiador de arte
Junio 2012

Esta muestra estará vigente hasta el 3 de Julio en Bruno Gallery
horario : lunes a sábado de 12 pm a 8 pm  en Calle Francia 565 - Miraflores  Telf: 2418806



Se ha producido un error en este gadget.