Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


miércoles, 20 de junio de 2012

K.D. Lang | Ingénue (1992)

Sello discográfico | Warner Bros.
Producción | K.D. Lang · Ben Mink · Greg Penny
Dirección artística | Jeri Heiden · Glen Erler
Nacionalidad | Canadá
Duración | 41:47

<Ingénue está basado en mis experiencias sobre el amor, y es el disco más personal que ha grabado nunca.>

 

Después de cuatro álbumes country convencionales, aunque inventivos en comparación, K.D. Lang experimentó el deseo de dar un paso audaz. Arreglado y orquestado con brillantez por su letrista Ben Mink, este cabaret posnuclear>, como Lang lo definió, con su mezcla  del pop, tango, swing, lounge, un poco en el estilo de Lyle Lovett, fue la valiente afirmación de una mujer que se reconciliaba al fin consigo misma.
Pese a la ocasional pedal-steel guitar, Lang había abandonado de manera oficial Nashville, un escenario que la recompensó con Grammys pero nunca estuvo cómoda con su sexualidad ambigua. Con Ingénue, la cantante y compositora canadiense se decantó por un enfoque más personal. <La ayuda llegará pronto y curará estas heridas autoinfligidas>, cantaba en <The Mind Of Love>, revelando más sobre sí misma que sus anteriores discos de country. Desde el retrato íntimo de la portada, obra de Glen Erler, hasta versos sobre el <gran imán> que atrae a <Todas las almas hacia la verdad> en el single de éxito <Constant Craving>, Ingénue anunciaba un nuevo comienzo.


El hecho de que, tan solo tres meses después de su publicación, Lang anunciara en público su homosexualidad en una entrevista con el periódico canadiense The Advocate no perjudicó nada el éxito comercial del álbum. Además, para alivio de Lang, a la gente no le importó saber que canciones tan sensuales como <Wash Me Clean> y <Miss Chatelaine>, pertenecientes a este disco emocional y autobiográfico, estaban alimentadas por el deseo de una mujer casada. Ingénue continuó siendo querido por millones de personas, no solo por su visión musical única y la soberbia interpretación vocal, sino también por su sincero retrato de sentimientos que son, y siempre serán, universales.


Se ha producido un error en este gadget.