Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


lunes, 18 de junio de 2012

Ralph Lauren

“I’ve never been about fashion and trends. I believe in design that has a lasting integrity”
Ralph Lauren es una de las firmas de lifestyle más destacadas de fines del siglo XX, y su logo, un caballito de polo, el más conocido en el mundo de la moda. ¿Su atractivo? Un diseño cuya sensibilidad <elitista> pretende captar el aristocrático estilo Ivy League reinterpretando la tradición del ambiente universitario de la Costa Este: camisas, jerseys y chaquetas de punto a juego, blazers y bermudas, blusas con volantes y faldas amplias. Los jóvenes negros urbanitas se apropiaron del estilo Ralph Lauren remodelándolo, y desde entonces se ha impuesto como el uniforme americano desde Wall Street hasta Harlem. El diseñador, nacido en Nueva York en 1939 y afincado en la ciudad, ha dedicado 35 años en erguir su imperio. De adolescente, invertía todo el dinero que ganaba con sus trabajitos en comprar ropa cara. Después de dos años en el ejército se puso a estudiar empresariales en el City College en Manhattan por las noches, mientras tanto vendía guantes en Brooks Brothers. En 1967 se incorporó a A Rivetz & Co Neckwear, donde diseñó unas novedosas corbatas anchas y creó la marca Polo. En 1968, un préstamo de 50.000 dólares le permitió crear su propia firma, Polo Designs, que en 1971 lanzó líneas de ropa para hombre y mujer e en 1972 una colección epónima formada escencialmente por piezas clásicas interpretadas según los gustos de la época. Pero la moda es tan sólo uno de los elementos de una empresa cuyo valor actual se cifra en 900 millones de dólares. Lauren no se limita a vender prendas de vestir, ropa de cama, cosméticos y perfume, sino que vende también clase. Al igual que otros creadores de su talla, ha demostrado desde un principio poseer extraordinarios dotes comerciales: fue el primer modisto que abrió su propia tienda (1971) y el primer diseñador estadounidense en inaugurar una tienda en Europa (1981). Ralph Lauren es el único diseñador que ha recibido los cinco precios de CFDA, incluido el que recompensa las iniciativas de carácter humanitario (en 1989 Ralph Lauren fundó un centro de investigación sobre el cáncer de mama en la Universidad de Georgetown; en 1994 emprendió una campaña para recaudar fondos que tituló Fashion Targets Breast Cancer, y en 2000 fundó en Harlem el centro Raph Lauren de tratamiento del cáncer).


Se ha producido un error en este gadget.