Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


viernes, 15 de junio de 2012

Franz Ferdinand (2004)


Sello discográfico | Domino
Producción | Tore Johansson
Dirección artística | Matt Cooper · Franz Ferdinand
Nacionalidad |Reino Unido
Duración | 38:45

<Para mi, The Fall es música pop en el mismo sentido que lo es Duran Duran>

Franz Ferdinand es el disco que redefinió tanto la música indie como el <art rock>, se trata de una obra destilada a partir de unas influencias de una atrevida originalidad –Gang Of Four, Talking Heads, Fire Engines-, cuyo tremento single <Take Me Out> juega con los cambios de compás. El diseño de la carpeta es todo un logro del minimalismo de estilo soviético. Grabado de forma rápida y concisa en Suecia, parece un disco de new wave remezclado anfetamínico del power pop. Los temas enérgicos como <Jacqueline>, <This Fire> y <Come One Home> suenan modernos sin el menos esfuerzo y al mismo tiempo orgullosamente retro.

Franz Ferdinand partieron desde el comienzo con un manifiesto. Querían hacer música para que las chicas bailasen Debían mantener el contacto visual con el público desde el escenario en todo momento. Tras haberse formado en el círculo social próximo a la escuela de bellas artes de Glasgow, tenían intención de conceder tanta importancia al aspecto gráfico- portadas, escenografía, videos, vestuario- como a la música. Según escribió el bajista Bob Hardy en un temprano comentario de su sitio web, querían despertar una emoción <comparable a las lágrimas derramadas por el mariscal Haig al contar el número de hombres que había enviado al ataque>

Franz Ferdinand podría haber sido la banda más pretenciosa del mundo, un grupo elitista para esnobs  de la música. Sin embargo, su debut de título homónimo se convirtió en el éxito sorpresa de 2004 al vender 3,2 millones de copias. En un momento determinado, el grupo llegó a vender  17.500 copias de Franz Ferdinand cada semana en Estados Unidos. La música indie y el art rock nunca habían alcanzado tal popularidad con semejante espíritu pop.


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.