Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


lunes, 18 de junio de 2012

Prodigy | The Fat of the Land (1997)

Sello discográfico | Xl
Producción | Liam Howett
Dirección artistic| Liam Howlett · Alez Jenkins
Nacionalidad | Reino Unido
Duración | 56:19
<…Aquí estamos, tómalo o déjalo. Si es punk, entonces somos punks.>
Incitar a provocar incendios y asustar a los niños no son formas de aumentar el número de ventas, pero el atronador <Firestarter>, con su letra provocativa y el video inquietante, catapultó The Fat Of The Land al nº1 en ambas orillas del Atlántico. Solo en Estados Unidos logró dos platinos antes de que terminara el año.
Prodigy se abrió paso en la cultura popular con cortesía del cerebrín beat Liam Howlett) un asombroso montaje de guitarras, sampleados y electrónica. También había hip hop: <Diesel Power> presenta a Kool Keith, alias de Dr. Octagon, de los Ultramagnetic MCs, en tanto <Funky Shit> toma su título del <Root Down> de los Beastie Boys.  

Por lo demás, el álbum abarca desde el trance de inspiración oriental ( <Narayan>, colaboración de Crispin Mills, de Kula Shaker) hasta una versión de <Fuel My Fire> de L7, con un dinámico sampleado de la batería de <Lost Cause>, de los Cosmic Psychos.
Levantando controversia desde un principio (<la grasa de la tierra> es una cita del nazi Hermann Goering), Prodigy despertó la indignación cuando lanzaron en single el depravado <Smack My Bitch Up> (cuyos sampleados abarcaban desde Andy Williams hasta Kool & the Gang). La organización Nacional Pro Mujeres afirmó que fomentaba la violencia machista, al igual que artistas como Chumbawamba y Moby. Un video de sexo, drogas y vómitos encendió todavía más los ánimos.

Estas tácticas de Choque demostraron ser eficaces: <Smack My Bitch Up> se coló en la banda sonora de Los Ángeles de Charlie, pero confirmaron que Prodigy (quienes se habían quitado el <The> desde Music For The Jilted Generation, de 1994) eran, como declaraba <Firestarter>, <instigadores de disturbios>. The Fat Of The Land complementa cualquier colección.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.