Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


jueves, 5 de julio de 2012

The Doors Morrison Hotel (1970)



Sello discográfico | Elektra
Producción | Paul A. Rothchild
Dirección artística | Gary Burden
Nacionalidad | EE.UU
Duración | 37:24


Llamado generalmente Morrison Hotel, aunque su título, según la <biblia> de las listas estadounidenses es Morrison Hotel/ Hard Rock Café, fue el quinto álbum de los Doors en tres años. El grupo se hallaba sometido una presión  considerable, sobre todo porque el vocalista y líder Jim Morrison debía presentarse ante la justicia acusado de obscenidad. De hecho, ya habían grabado varias actuaciones que podrían convertirse en un álbum en directo si Morrison iba a la cárcel. De todos modos, el sistema legal estadounidense era tan lento que hubo tiempo para grabar este nuevo álbum de estudio. 


El teclista Ray Manzarek había visto el hotel homónimo en el centro de Los Ángeles cuando paseaba en coche con su mujer. El álbum anterior, The Soft Parade, había sido considerado decepcionante. Tal vez como resultado, este fue un disto sólido, inspirado en el R&B, traicionando las raíces del grupo. El tema que causa el impacto más inmediato es <Roadhouse Blues>, con el fabricante de éxitos Lonnir Mack al bajo y John Sebastian(<G Puglese>) de los Lovin’ Spoonful, a la armónica(después fue versionado por gente tan diversa como Blue Öyster Cult y Frankie Goes  To Hollywood). El funk nervioso de <Peace Frog> se hace eco del malestar social de la época, y habla de New Haven, donde Morrison había sido detenido en una ocasión en el mismo escenario. La trepidante <You Make Me Real>, conducida por los teclados, nos muestra a un Morrison berreando a pleno pulmón. Por lo demás, canta con elegancia en <Blue Sunday>, la sinuosa <The Spy> e <Indian Summer>, una hermosa balada cuya línea de bajo ondulante recuerda <The End>, la obra cumbre de los Doors. El álbum dio al grupo su quinto puesto consecutivo entre los diez primeros en Estados Unidos.


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.