Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


lunes, 16 de julio de 2012

The Velvet Underground and Nico (1967)

Sello discográfico | Verve
Producción | Andy Warhol · Tom Wilson
Dirección artística | Andy Warhol
Duración: | 48:34

 <Estas canciones siguen siendo buenas>


Como oscuro contrpaunto al brillo y al optimismo propio de la Costa Oeste en los 60. The Velvet Underground & Nico no tiene parangón.
El sonido es rasgado, poco matizado; no es de extrañar, pies la mayor parte del álbum se grabó en una sola sesión de estudio de ocho horas de duración en Nueva York por unos 2.000 dólares. Las letras de chico de la calle de Lou Reed supusieron  la inclusión de un inquietante submundo en el rock and roll: <Venus in Furs>, un sensual homenaje al sadomasoquismo, con la zumbona viola de John Cale golpeando y acariciando  alternaticamente, como un látigo. <Heroína>, una desarmante y amoral toma de posición respecto a las drogas, con la música alternando el caos y la calma. Los Velvet, sin embargo, también podían hacer música de una extraña hermosura: ahí está el sonido de la caja de música en <Sunday Morning>. <Al tomorrow parties> era el tema de la Velvet preferido por Andy Walhol, una agitafa instantánea sobre la gente guapa y los perdedores que pasaban por el almacén de la Factoría Warhol en Nueva York.


Su sinceridad a la hora de tratar el sexo y las drogas hizo que las emisoras de radio prohibiesen su emisión, aunque dichas emisoras simplemente ignoraron la prohibición. Los críticos lo odiaron, aunqie gran parte de ellos era fruto de su animadversión por Warhol; la revista Rolling Stone ni siquiera lo reseñó. Y el álbum apenas se vendió en su momento. Pero en cuanto a Brian Eno habló de él, todo el mundo quiso formar su propia banda. Joy Division, Talking Heads y Television le deben mucho al inquieto minimalismo de la Velvet. El sarcasmo de Lou Reed inspiró a un puñado de vocalistas punk,en tanto que los excesos de la banda los revivieron otros grupos como The Jesus and Mary Chain.


1 comentario:

Ricardo dijo...

Hola, no he podido encontrar en ninguna parte el disco, tu sabes de donde lo puedo descargar? Gracias

Se ha producido un error en este gadget.