Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


miércoles, 11 de julio de 2012

The Rolling Stones | Aftermath




Sello discográfico | Decca
Producción | Andrew Loog Oldham
Dirección artística | Sandy Beach
Nacionalidad | Reino Unido
Duración | 53: 58

<Compusimos todo el disco por primera vez>


¿Quieres ser malo? Hoy en día hay muchas formas de lograrlo. En los 60 era sencillo: Los Beatles eran buenos; los Stones, malos.
En 1965 los Fab Four habían evolucionado, pero aparte de <Help!> no habían hecho nada oscuro. Los Stones, sin embargo, gruñían <Satisfaction> y <She Said Yeah>. Ambas aparecieron en álbumes elaborados por sellos con mentalidad de cadena de montaje y por Andrew Loog Oldham, un mánager más preocupado por los premios.
Aftermath, en cambio era un álbum propiamente dicho que no estaba inflado a base de sobras. En él los Stones se explayaban a gusto, literalmente en el caso de <Goin’ Home>, pero de forma más fascinante en canciones experimentales.

<Lady Jane> es una balada isabelina cuya belleza fría  y delicada resonaría en los posteriores lamentos del grupo. <Under My Thumb> asombra tanto por su sexismo imperioso como por su ritmo de marimbas.<Mother's Little Helper> es un retrato de las amas de casa adictas a las pastillas matizados por el sitar, aunque como <Out Of Time>, <Take ir Or Leave It> y <What to Do>, fue omitida en la versión estadounidense. A cambio , los norteamericanos disfrutaron de <Pain It Black>

En la nueva orientación fueron claves Jack Nitzche-un innovador compositor, intérprete y arreglista que había entrado en contacto con los Stones  a través de Phil Spector- y Brian Jones. Este último, según recordaría Keith, <era muy versátil>, pero había <perdido interés por la guitarra>, de ahí la presencia del sitar y las marimbas.
Aftermath fue el primer álbum de los Stones compuesto íntegramente por  canciones originales, y por ello constituye su Hard Day’s Night. Los Beatles y los Stones habían llegado a la mayoría de edad, y el mundo era suyo.

Se ha producido un error en este gadget.