Viviendo la posteridad


Ya estamos instalados en la posteridad. En cada pequeño acto de nuestra vida cotidiana, está la intención de dejar una pequeña huella, una marca. Por ejemplo, en el mensaje que dejamos en nuestra red social favorita, ese que todos leerán si nos morimos antes de desactivar la cuenta; en las fotos de la última fiesta o reunión, que colgamos presurosos y exhibicionistas. O en los blogs que llenamos con nuestras obsesiones preferidas.

Vivimos para una imaginaria posteridad, cuando menos podemos jugar a que esta existe, y tomar la delantera eternizándonos en mensajes, ideas y opiniones.

Por eso invitamos a quien lo desee, a dejar una huella en este espacio.


miércoles, 11 de julio de 2012

RAF SIMONS



"I can't see myself as being only a fashion designer. The clothes themselves are just a medium to make clear a certain asthetic" 


Aunque hoy en día es uno de los reyes de la moda masculina, Raf Simons (nacido en 1968) nunca estudió un solo curso de moda. En lugar de ello estudió diseño industrial en Genk, Bélgica, cerca de Neerpelt, su ciudad natal. No obstante, mientras estudiaba en el instituto realizó un aprendizaje en el despacho de Walter Van Beirendonck en Amberes pues la moda ya le llamaba poderosamente la atención. Más adelante, empezó a trabajar como diseñador de muebles, pero no se acababa de sentir a gusto con esa profesión.
En 1995, después de trasladarse a Amberes y conocer a Linda Loppa, directora del departamento de moda de la Academia Real de la ciudad, decidió cambiar de orientación.
Obsesionado por la ropa masculina tradicional y los códigos inconformistas de la indumentaria de las culturas pasadas y presentes de la juventud Simons destiló un nuevo estulo rompedor a partir de esas inspiraciones. Desde su primera colección, para la temporada otoño-invierno 1995, propuso una silueta compacta y lineal, ejecutada con materiales clásicos repletos de referencias a los colegiales ingleses, a la música gótica, al punk, al kraftwerk y a la arquitectura Bauhaus. Pese a cosechar un éxito internacional, Raf Simons cierra inesperadamente su compañía después de presentar su colección otoño-invierno 1999, para tomarse un tiempo sabático y reorganizar la estructura interna del negocio.
Después de firmar una estrecha colaboración con el fabricante belga CIG, Simons regresa con una colección para la temporada otoño-invierno 2000 con la que propone un look novedoso y radical constituido por múltiples elementos, presentado como de costumbre por modelos no profesionales reclutados en las calles de Amberes. Estos adolescentes fueron después objeto de una colaboración con David Sims, quién publicó un libro de fotografías (<Isolated Heroes>, 1999), fotografías que también se expusieron en el circuito de galerías de arte. Raf Simons diseñó la colección masculina Ruffo Research de las temporadas primavera-verano y otoño-invierno 1999. Desde octubre de 2000, imparte clases de moda en la Universidad de Artes aplicadas de Viena. Raf Simons colaboró como editor invitado en el número de febrero de 2001 de la revista i-D
Se ha producido un error en este gadget.